Usted está aquí: InicioTermosolarTermosolarAbengoa calcula que sus ingresos de termosolar caerán un 33% por la reforma

Abengoa calcula que sus ingresos de termosolar caerán un 33% por la reforma

Su consejero delegado, Manuel Sánchez Ortega, cree que con la reforma «se ha destruido la credibilidad sobre las garantías y la seguridad jurídica de un Gobierno y de un país»

La reforma eléctrica aprobada por el Gobierno el pasado 12 de julio implicará una reducción de alrededor del 33 % en los ingresos y el beneficio bruto de explotación (Ebitda) esperados por Abengoa para sus plantas de generación termosolar, afirmó su consejero delegado, Manuel Sánchez Ortega.

En declaraciones a la Agencia EFE, el directivo de la compañía ha calificado la nueva normativa de «asimétrica», ya que implica mayores recortes para las energías renovables, y «absolutamente injusta» con la termosolar, aunque ha valorado que elimina la incertidumbre a futuro al garantizar una rentabilidad (7,5 %).

Sánchez Ortega ha explicado que la nueva normativa ha penalizado mucho más a proyectos de renovables, «que invirtieron al amparo de una regulación y con garantías de un Estado», que a las fuentes de producción eléctrica convencionales.

No obstante, «dentro de las renovables es equitativa porque ha puesto a todos los proyectos con la misma rentabilidad, aunque esa rentabilidad es menor de la que esperábamos», puntualiza.

En cuanto a la producción termosolar, tecnología en la que Abengoa es pionera y de la que tiene varias instalaciones, Sánchez Ortega considera que ha sido tratada injustamente y ha llamado la atención sobre el hecho de que esta fuente de producción no ha contribuido a generar déficit de tarifa, uno de los principales argumentos esgrimidos por el Gobierno para hacer la reforma.

«Cuando la primera termosolar entró en operación había 30.000 millones de déficit. Puede ser más o menos difícil saber quién ha generado el déficit, pero no lo ha podido generar quien no estaba allí», afirmó.

El déficit de tarifa se produce cuando los ingresos obtenidos por las tarifas que pagan los consumidores de electricidad son insuficientes para cubrir los costes del sistema (producción de energía, transporte y distribución de la misma, incentivos a las renovables y cogeneración, entre otros).

El consejero delegado de Abengoa consideró una «buena noticia» la reforma eléctrica desde el punto de vista de que elimina la incertidumbre que había en el sector desde hacía casi dos años, aunque el marco retributivo que en su día se dio al sector de las renovables ahora ha cambiado.

En este sentido, el directivo de Abengoa explica que algunos inversores internacionales tardarán en olvidar lo ocurrido en el sector y volver a confiar en España. «Se ha destruido la credibilidad sobre las garantías y la seguridad jurídica de un Gobierno y de un país», concluyó.

Manuel Sánchez Ortega, consejero delegado de Abengoa, ha querido destacar que «hemos sido capaces de conseguir resultados sólidos otro trimestre más, manteniendo nuestro crecimiento de doble dígito tanto en ventas como en Ebitda, a la vez que hemos aumentado la visibilidad de nuestra actividad para el resto de 2013 y 2014. Nuestro negocio de ingeniería y construcción está experimentando un excelente impulso, gracias a nuestra diversificación y a las nuevas adjudicaciones de importantes contratos, que nos han hecho alcanzar una cartera de pedidos de más de 7.100 M, y lo que es más importante, la gran mayoría de estos nuevos contratos no requieren ninguna aportación de capital por parte de Abengoa, lo  que sin duda ayudará a conseguir nuestros objetivos de reducción de CAPEX a partir de 2014».

Abengoa ganó 67,3 millones de euros hasta junio, un 10,6% menos

Por otro lado, Abengoa registró un beneficio neto de 67,3 millones de euros en el primer semestre de 2013, lo que supone una caída del 10,6% en comparación con el mismo periodo del año anterior, que fue de 75,3 millones de euros. Esto se debió al efecto de la venta de Befesa el pasado mes de abril.

El beneficio procedente de las actividades continuadas, que elimina operaciones no ordinarias como la mencionada de Befesa, fue de 83,8 millones de euros, un 8% más que el año pasado.

Según informó la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), las ventas consolidadas alcanzaron los 3.402 millones de euros, un 15% más.

Desde el grupo indicaron que el incremento se debe fundamentalmente a la mayor cifra de negocio tanto de bioenergía, por los mayores precios de etanol y la mejor molienda en Brasil, como de ingeniería y construcción.

En concreto, destacaron la construcción de plantas termosolares en Estados Unidos y Sudáfrica, la planta de ciclo combinado en Polonia, y el avance en el proyecto eólico de Uruguay (Palmatir).

Por su parte, el resultado bruto de explotación (Ebitda) se incrementó un 34% en el primer semestre, hasta los 531 millones de euros.

«Si las condiciones ofrecidas hubiesen sido las que hoy se han fijado no habría invertido nadie en el sector. Evidentemente hay un componente de engaño sin lugar a dudas. Aquí se invirtieron 15.000 millones en unas condiciones que ahora se han cambiado», señala

 

Go to top