La Compañía VISCOFAN pierde once millones de euros por los recortes a la cogeneración

La compañía Viscofan, cuya fábrica principal se encuentra en Cáseda (Navarra), líder mundial en envolturas de celulosa para productos cárnicos, se está viendo afectada por el paquete de medidas aplicado desde el gobierno central en los últimos meses y que ha puesto en pie de guerra al sector eléctrico y a una parte del industrial.

A Viscofan, primer cogenerador de Navarra, el perjuicio le llega por dos lados: primero, en enero de 2013, con un a aumento de los impuestos a la venta y a la compra de gas; y  segundo, en julio del mismo año, con un recorte a las primas que se perciben por la venta de electricidad al sistema y que limita la rentabilidad al 7,5%.

Esto supone para Viscofan unos once millones de euros en términos anuales, aseguran desde la compañía. En el caso de Viscofan, esta alteración de la normativa llega después de que la empresa invirtiera entre 2007 y 2009 cerca de 27 millones de euros en su nueva planta de cogeneración, que verá reducida de modo notable su rentabilidad.

La empresa que comenzó con actividades de cogeneración en 1993, ha dispuesto de apenas cuatro años para rentabilizar la inversión completada en 2009 y que le ha reportado unos ingresos crecientes desde los 25 millones de euros que se estimaban en el momento de ser puesta en marcha. Así pues los resultados de 2013 serán los primeros en sufrir el impacto, que se concretará en toda su extensión en 2014.

La planta de Viscofan con 48 megavatios de potencia instalada, supone casi una tercera parte del total navarro en esta fuente de generación y que, según el último balance energético del Gobierno de Navarra recibió una retribución de algo más de 121,7 millones de euros. Con este volumen, el impacto de las medidas del Gobierno central en las plantas de cogeneración Navarra podría superar los 30 millones de euros.

Hay que recordar que Viscofan es la única empresa Navarra del Ibex, la cuarta empresa de Navarra por volumen de facturación y la primera en beneficio, con 105,1 millones de resultado atribuible.

Cabe recordar que la cogeneración resulta especialmente útil para aquellas empresas que necesitan generar calor y electricidad al mismo tiempo. En el caso de Viscofan le permite, generar agua caliente, vapor y electricidad, que vende subvencionada posteriormente al sistema. De esta forma se abaratan los costes, para empresas como Viscofán, ya que la cogeneración resulta ser la mejor alternativa para ahorrar costes, y un modo de ayudar a la industria.

Uno de los problemas de competitividad de la industria española es el alto coste que se paga por la energía, entre un 20% y un 30% más que sus competidoras europeas y una diferencia todavía mayor con las empresas de EEUU, que empiezan a sentir en sus facturas los beneficios del gas a   menor coste procedente del fracking. 

Go to top