El fondo británico Eiser Infrastructure Limited y su filial luxemburguesa Energia Solar Luxembourg han presentado una denuncia contra España ante el tribunal internacional de arbitraje del Banco Mundial, el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi), por los recortes a las renovables.

La denuncia quedó registrada el pasado 23 de diciembre por la secretaría general del tribunal y en ella el demandante aparece representado por el despacho británico de abogados Allen & Overy, indica el propio Ciadi.

Eiser es socio en España de la empresa Elecnor y de la firma de ingeniería Aries. El fondo de inversión tiene una participación del 36,95% en Aries Solar Termoeléctrica (Aste), que posee dos centrales termosolares de 50 megavatios en Alcázar de San Juan (Ciudad Real), y el 33,83% de Dioxipe Solar (Astexol), que desarrolla otra termosolar de 50 MW en Badajoz.

Las tres centrales termosolares representaban una inversión de unos 935 millones de euros, según datos de Dioxipe Solar. Sus inversiones en España en energía termosolar se realizaron en el año 2007, el mismo año en el que se aprobó el Real Decreto 661/2007, cuya aplicación provocó un rápido despegue de las energías renovables.

Eiser Infrastructure es una firma que fue fundada en 2005 por el banco holandés ABN Amro. La gestora de la firma fue luego adquirida por Fortis Investments, que a su vez fue adquirida por BNP Paribas y luego por inversores privados. Ahora tiene su sede en Londres. La firma tiene activos en Reino Unido, Italia y España. El dinero de sus fondos procede de inversores institucionales como compañías de seguros, fondos de pensiones y otras instituciones financieras de Europa y Japón.

La firma también posee en España el 49% de Autopistas de Peaje en Sombra (concesionario de la Autovía del Noroeste, en Murcia, y la Autovía del Turia, en Valencia) y el 49% de Concesiones de Intercambiadores de Transporte (que gestiona los intercambiadores de Moncloa y Plaza Elíptica, en Madrid). Sacyr tiene el otro 51% de ambas sociedades.

Es la tercera demanda de arbitraje por los recortes a las renovables que presentan inversores internacionales ante el Ciadi, el principal organismo de arbitraje que dirime conflictos con Estados. Es el tribunal ante el que Repsol demandó a Argentina por la expropiación de YPF.

Este nuevo procedimiento se suma a los ya iniciados en contra de España por los fondos internacionales RREEF y Antin, el primero de ellos filial de Deutsche Bank, en contra de los recortes retributivos a la energía termosolar. Como en esos dos casos, la oficina de Londres de la firma de abogados Allen & Overy actúa como asesor de los demandantes. Por parte del Estado español, la representación corresponde a la Abogacía General del Estado y a la Dirección del Servicio Jurídico del Estado.

Al conocerse estas primeras denuncias, el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, indicó que los servicios jurídicos del Estado han respaldado los recortes a las renovables y consideró que los demandantes aspiraban a rentabilidades del 20%.

«Estas empresas hicieron unas inversiones considerando que iba a haber una rentabilidad razonable superior al 20% durante toda la vida, y eso no ocurre en ningún país del mundo porque si eso ocurriera el resultado sería que el sistema eléctrico simplemente quebraría», afirmó Soria.

Go to top