Las asociaciones de energías renovables se unen contra la reforma del Gobierno

Representantes de APPA (Asociación de Productores de Energías Renovables), de Unef (Unión Española Fotovoltaica), de Anpier (Asociación Nacional de Productores de Energía Fotovoltaica), y de Protermosolar (Asociación Española de la Industria Solar Termoeléctrica), las principales asociaciones de empresas de energías renovables, han vuelto a unirse contra la reforma del Gobierno que, solo en 2014, ocasionará un recorte en sus ingresos previstos de más de 3.400 millones de euros, según han denunciado en una rueda de prensa.

La Asociación de Productores de Energías Renovables (APPA) y las tres principales asociaciones empresariales de energía solar preparan un frente común contra los últimos recortes al sector aplicados por el Gobierno.

Fuentes de las asociaciones indican que los recortes recibirán contestación de las empresas en los tribunales, si bien cada uno de los colectivos que representan al sector han tenido ocasión de informar de su estrategia en una rueda de prensa convocada para informar sobre al situación.

El presidente de APPA, José Miguel Villarig, ha dicho que la reforma es «recaudatoria» y «se ha cebado con las renovables». Las medidas son «injustas y discriminatorias» y, según él, no se aplica la misma «rentabilidad razonable» al transporte, a la distribución y a Red Eléctrica. También ha afirmado que «el ministro se corrige él mismo cada vez que habla».

El director general de Unef, José Donoso, ha denunciado que «no hay un proyecto energético nacional, van improvisando sobre la marcha». El déficit de tarifa de 4.098 millones en 2013 «es un déficit político», subrayó. También ha comparado la nueva normativa con «los planes quinquenales estalinistas» y la ha calificado de «expropiatoria». Ha cifrado en unos 600 millones de euros el impacto de la reforma en la fotovoltaica durante este año.

Las renovables, indican las fuentes, se sienten especialmente perjudicadas por la reforma y mantienen una coordinación continua acerca de las posibles acciones a iniciar tras el recorte al sector, cuyo impacto ronda los 1.640 millones, el 60% de los 2.700 millones de reducción de retribuciones al conjunto de las empresas.

Las asociaciones lamentan la ausencia de consenso y de voluntad negociadora del Gobierno y consideran que la nueva normativa «arrasa» la actividad de un sector que realiza aportaciones positivas al medio ambiente y al conjunto de la economía.

Dentro de los recortes, la energía eólica es la más afectada en términos absolutos, al sufrir una minoración de su retribución que, en términos anuales, ronda los 1.000 millones de euros.

Para Miguel Ángel Martínez-Aroca, presidente de Anpier, «al Gobierno se le olvida que detrás de todo esto hay miles de familias que acudieron al llamamiento del BOE y ahora se encuentran con la mayor estafa cometida contra la ciudadanía».

 

Ha subrayado que «nunca se advirtió de que el Estado podría cambiar las reglas del juego». Martínez-Aroca ha anunciado que convocarán movilizaciones delante del Ministerio de Industria, Energía y Turismo y que recurrirán ante los tribunales españoles y de la UE. «Nos han engañado y humillado, pero no les va a salir gratis», apuntó.

El secretario general de Protermosolar, Luis Crespo, ha señalado que «la reforma recortará los ingresos de este sector en un 33% y que ninguna planta termosolar llega a la «rentabilidad razonable» del 7,5% que prevé la nueva normativa.

 

Tras afirmar que «es una realidad inventada», ha anunciado que se han dirigido al Ministerio para pedir más información y, mientras tanto, que se suspenda el periodo de alegaciones que termina en pocos días.

El presidente de APPA biomasa, Manuel García, prevé una avalancha de demandasde agricultores, forestales y familias contra los promotores de las plantas al no poder cumplir los contratos firmados a 15 años.

El impacto de la reforma supondrá un recorte en sus ingresos del 39%. Incluso ha desvelado que un estudio oficial del IDAE -organismo de Industria- calcula el coste de los combustibles para este sector que es un 30% más elevado que el que figura en la propuesta del propio Ministerio.

El presidente de APPA eólica, Santiago Gómez, calcula que la reforma supondrá un recorte en la retribución de las empresas de este sector de 1.200 millones de euros en 2014. «A nosotros tampoco no salen las rentabilidades», ha subrayado.

 

Go to top