Usted está aquí: InicioEólicaeolicaLa energía eólica abarata la electricidad en España mientras en Europa sube

La energía eólica abarata la electricidad en España mientras en Europa sube

El precio de la electricidad antes de impuestos bajó en España un 0,8% hasta el pasado 30 de junio en términos interanuales, mientras que en el resto del área euro aumentó un 2,32%, según datos de Eurostat.

En el primer semestre de 2013, las energías renovables generaron un 40% más que en el mismo periodo de 2012. El 50% de la aportación renovable fue de origen eólico y el 35%, de origen hidráulico.

Sin embargo, el Gobierno insiste: las renovables son caras, tienen la culpa del déficit de tarifa y encarecen la luz. Mientras, los datos de Eurostat parecen contar otra historia.

También los de la firma de consultoría Ernst & Young, aunque son menos recientes. En 2010, la eólica en España percibió 1.970 millones de euros en primas, una cantidad un 21,2% inferior a los 2.500 millones de euros de ahorro que supuso el impacto de esta tecnología renovable en los precios de la electricidad.

Este hecho se repite año a año desde 2005, como recoge Ernst & Young en su informe de 2012 Análisis de la potencial creación de valor de las políticas de energía eólica.

«La sustitución de electricidad producida con fuentes de energía convencionales por energía eólica modifica el nivel de suministro, lo que conlleva una reducción de los precios de mercado», señala E&Y.

Añade que un segundo efecto positivo de la eólica en el precio del pool se produce por la reducción de emisiones de carbono.

Según el informe, bastaría con que la eólica hubiese ahorrado 6,2 euros/MWh en el precio de la electricidad para compensar el impacto de las primas que percibió en 2010.

Sin embargo, el ahorro que supuso fue de 11,33 euros. Esta diferencia fue incluso mayor en años anteriores.

«La bajada de los precios de la electricidad tiene un impacto positivo en la economía. Sin duda, implica menores costes para la industria y gastos más bajos para los consumidores», afirma el análisis.

En sus conclusiones, Ernst & Young argumenta que, a pesar del mayor coste inicial por MWh que supone la eólica por tratarse de una energía incentivada, los retornos que supone para la economía de un país son mayores que su coste, al sumar valor añadido a nivel local y  nuevo empleo.

Al comparar a la eólica con otras tecnologías que implican la importación de combustibles fósiles del extranjero, Ernst & Young subraya el hecho de que se trata de una energía autóctona, por lo que todo el valor añadido y las rentas que genera se quedan en el país de origen.

«La opción a la que se enfrentan los reguladores al analizar la oportunidad de apoyar la generación de energía renovable se puede resumir en si los beneficios para la economía doméstica compensan los más altos costes iniciales», señala.

Aunque el informe es de ámbito europeo, destaca el caso de España. Cifra la aportación de la eólica al PIB en 56,3 euros por MWh generado. 

Asimismo, la eólica crea 15,3 empleos al año por cada millón de euros invertido. Y representa unos ingresos fiscales de 33,4 céntimos de euro por cada euro invertido.

En los tres casos, las cifras superan en más del doble las de otras tecnologías que no son autóctonas.

El estudio concluye que los retos energéticos a los que se enfrenta Europa implican la necesidad de un mix equilibrado.

El presidente de Endesa también afirma que la energía eólica abarata la electricidad

El presidente de Endesa, José Manuel Entrecanales, ha dicho que la energía eólica abarata los precios del mercado eléctrico en España y en lo que va de año la potencia instalada en el sistema español ha reducido el precio de mercado de la electricidad en torno a 6 euros por megavatio/hora (MW/h).

José Manuel Entrecanales hizo estas declaraciones en la jornada organizada por la Fundación Creafutur sobre ‘Sostenibilidad y Oportunidades de Negocio’, y ha asegurado que «la apuesta eólica española es ya rentable, abarata el precio de la electricidad, y contribuye a la creación de empleo exportando equipos renovables».

Según un estudio del Área de Mercados de Endesa, la producción eólica acumulada hasta el 28 de octubre de 2008 ha sido de 23.738 MW/h, lo que supone un ahorro aproximado de 1.250 millones de euros en el caso de que esta producción hubiera sido reemplazada por equipo térmico convencional, y en concreto por ciclos combinados.

Asimismo, este tipo de energía limpia ha supuesto la no emisión a la atmósfera de unos 9 millones de toneladas de CO2.

Go to top